18 Dic 2016

Indemnización de contratos temporales.

El Tribunal Europeo de Justicia en su Sentencia de fecha 14 de septiembre de 2016, declaró discriminatorio el sistema español de indemnizaciones, puesto que diferencia entre trabajadores temporales e indefinidos.

La mencionada Sentencia reconoce el derecho de los interinos a percibir una indemnización cuando se acaba su contrato, extremo este que no prevé nuestra legislación, motivo por el cual se sugiere que España debe adoptar medidas para acabar con la brecha entre eventuales y fijos.

¿Qué dice el Tribunal Europeo sobre las indemnizaciones de contratos temporales?

El Tribunal Europeo, considera que los trabajadores con contratos de interinidad tienen derecho a cobrar una indemnización cuando se acaba su contrato, puesto que considera que no hay ninguna razón objetiva que justifique que los trabajadores indefinidos y el resto de trabajadores temporales perciban indemnizaciones, y los interinos no lo hagan.

Para ello el Tribunal Europeo recurre a la cláusula cuarta del Acuerdo marco que recoge en su Anexo, la Directiva 1999/70/CE, relativa al trabajo de duración determinada, y en aplicación de la misma, llega a la conclusión que existe discriminación en nuestra normativa, puesto que al comparar las condiciones de trabajo del trabajador interino y las del trabajador sustituido por este, no hay diferencia alguna entre los mismos, y sin embargo nuestra legislación a la hora de la extinción del contrato de trabajo el trato es diferenciado respecto del reconocimiento del derecho a indemnización a los trabajadores fijos y no a los interinos, de ahí que considere que no hay razón objetiva que justifique la diferencia de trato entre unos y otros.

¿Qué están haciendo los Tribunales españoles?

Nuestros Tribunales ya están aplicando la jurisprudencia del Tribunal Europeo, y ejemplo de ello es que ya contamos con varias Sentencias que reconocen indemnizaciones a trabajadores con contratos temporales, por lo que a continuación se hace un breve resumen de las mas relevantes.

Este es el caso, de la Sentencia nº 613/2016 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 5 de octubre de 2016, que resuelve el caso planteado por una trabajadora que prestaba sus servicios como mediante un contrato de interinidad desde febrero de 2003 en el Ministerio de Defensa, a la que le comunicaron nueve años después la extinción de su vínculo contractual al producirse la reincorporación de la persona titular del puesto de trabajo que ocupaba la trabajadora interina y que se encontraba en situación de excedencia con reserva de puesto de trabajo por desempeñar un cargo de representante sindical.

La citada sentencia reconoció el derecho de esta trabajadora interina a una indemnización de 20 días de salario por año de servicio, ya que considera que la extinción ha tenido lugar en virtud de una causa objetiva, puesto que el reingreso del trabajador sustituido no tiene lugar por voluntad propia del mismo, sino como consecuencia de la reforma legislativa que disminuyó el número de liberados sindicales en el sector público, y que por tanto no puede negarse el derecho a indemnización, puesto que de no ser su contrato temporal, tendría derecho a ser indemnizada, lo que lleva a considerar que la evidente igualdad en los términos de comparación respecto de la trabajadora sustituida, al ser el mismo puesto, mismas funciones, mismos requisitos de formación, y por tanto también sean idénticas el resto de condiciones laborales, incluso la indemnización.

Por su parte, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en su Sentencia nº 1962, de fecha 18 de octubre de 2016, declara aplicable la dictada por el Tribunal Europeo a un supuesto de finalización de contrato formalizado para obra o servicio determinado, concretamente a un proyecto de investigación, y por tanto resuelve que la indemnización a percibir por la trabajadora cuyo contrato se extinguió, es de 20 días de salario por año de servicio, puesto que considera que se produce identidad en la objetivación de la causa, considera pues que la extinción del mismo es asimilable a lo que se conoce como causa productiva.

Entiende pues la Sala que, son comparables la situación de un contrato indefinido con el contrato de obra, desde el punto de vista de duración objetiva, ya que si no se hubiese tratado de una trabajadora de la administración pública ya habría adquirido la condición de indefinida por el mero transcurso de más de tres años del contrato de obra.

¿Se ha aplicado esta doctrina a contratos temporales en el sector privado?

La respuesta a esta pregunta es afirmativa, ya que la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, ha reconocido en su Sentencia nº 2016, de fecha 18 de octubre, el derecho a una indemnización de 20 días de salario por año de servicio a un Conserje empleado en una Comunidad de propietarios mediante un contrato de obra y servicio, ya que considera que a luz de la Directiva 1999/70/CE y en aplicación del artículo 21.1 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, prohíbe toda clase de discriminación, y existiendo identidad objetividad de la causa, en tanto en cuanto la terminación del contrato es por causa legalmente justificada y por motivos ajenos a la voluntad del trabajador, en virtud del principio de no discriminación considera que no existe razón objetiva y razonable para denegar una mayor indemnización a este trabajador, cuyo contrato finaliza por causa objetiva productiva reconocida por nuestro ordenamiento.

¿Significa esto que todos los contratos temporales han de indemnizarse con 20 días de salario por año de servicio?

La respuesta no es sencilla, en MADOM opinamos que actualmente se debe atender a las circunstancias de cada caso concreto por lo menos hasta que las sentencias dictadas por nuestros Tribunales sean firmes o al menos hasta que nuestra legislación sea modificada.

Silvia Barrios -abogada-

Si necesita más información, no dude en contactar con nuestro equipo de profesionales. 91 665 82 38  o  info@madom.es